Hombres y Mujeres en la Iglesia (#4)

Hoy en este post me voy a dedicar a explicar el primer pasaje bíblico de donde se tienen muchas dudas. Espero que para ustedes sea de esperanza y aliento como lo ha sido en mi vida. No duden escribirme sus dudas!! Son las notas de un mensaje que compartí hace unas semanas. Espero poder tenerles el link de descarga para que lo escuchen.

Efesios 5:22-32

“Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;” 5:22

1.
Cuando la esposa se sujeta al esposo no se queda sin voluntad, al contrario, necesita contar con voluntad propia para decidir sujetarse. Similar a esto ocurre cuando el marido toma la iniciativa de sacrificarse (entregarse a sí mismo) por ella. Ninguno pierde su voluntad cuando decide vivir en unión con el otro. La palabra “someterse” en griego es hypotass indica gramaticalmente algo que se hace a uno mismo. Es decir, no es responsabilidad del esposo hacer que la esposa se sujete a él, sino es algo que ella hace a sí misma. La esposa decide voluntariamente someterse al esposo.

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,” 5:25

2.
De igual manera el sacrifico del esposo por la esposa es voluntario. Entregarse a sí mismo indica que es un acto voluntario de él mismo. La biblia indica este sacrificio del marido como de Cristo por la iglesia, sin embargo nuestra tradición siempre ha visto a la esposa como la que debe sacrificarse por el esposo, dejar todo, (recordemos que la Biblia dice dejara el hombre…). La comunidad siempre ha usado este pasaje para decir que el esposo debe entregar su vida en caso de estar en peligro la vida de la esposa solo en un momento de crisis, al igual que hemos enseñado que la sujeción es en tiempos de conflicto o toma de decisiones, que ella debe sacrificar su voz cuando no llegan a un acuerdo en un conflicto. El problema con esta sujeción ocasional es que no cumple con el estándar bíblico “en todo” no sólo en decisiones o conflictos. La sumisión es una postura dentro de una relación, que significa impulsar desde abajo en todo. De igual manera, el sacrificio del esposo también es una postura dentro de una relación de tiempo completo. Cuando la esposa desde debajo del esposo, lo impulsa, mientras tanto, ejerciendo el sacrificio de entregarse por ella, el hombre está sacrificando su ventaja de estar arriba, y como consecuencia la exalta a su mismo nivel. Es decir, los dos dejan de convivir en un pleito por poder y por el contrario el sacrificio constante de ambas partes resulta en el morir a sí mismos. Amor y confianza es necesaria para que se dé esta dinámica.

“porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.” 5:23

3.
Dice que ya ES la cabeza, no necesita pelear por ese lugar. Ser la cabeza no se busca ni se gana, ni se ejercita, ni la esposa debe darle ese lugar, pues YA LO TIENE: es una realidad espiritual, un regalo de Dios. Nada de lo que la esposa haga le quitará ese lugar, ni en el reino de Dios, ni en su hogar. La Biblia no dice que es la cabeza del hogar, dice que es la cabeza de la esposa. Ser la cabeza es una metáfora que describe algo real, pero no deja de ser metáfora. En relación con la iglesia, Cristo no cumple su ministerio sin nosotros, predicar, enseñar, lavar los pies de los demás, dar agua al sediento, orar por los demás, mostrar misericordia, y así somos coherederos de la gracia con Él. Es la responsabilidad del esposo exaltar a la esposa como Dios exalta a Cristo y Cristo exalta a la iglesia, es su deber, asegurarse que su esposa sea honrada no menos que él es honrado. No significa autoridad ni fuente ni cubierta. (Más adelante explico por qué no podemos reducir este versículo a esta explicación)

“Pero quiero que sepáis (quiero que “veas” no que “entiendas”, en el original griego) que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.”1 Corintios 11:3
Pablo nos estaba previniendo de competir por una autoridad; más bien nos quería hacer entender que cada relación aquí representada es un misterio, y en cada caso, la cabeza y el cuerpo están conectados de manera vital como uno.

“Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.” 5:31

4.
No dice que sea una sola carne con los demás miembros del hogar, sino con la esposa, por eso sólo es cabeza de la mujer. La Biblia por eso es tan clara cuando dice que honren a los dos: “padre y madre”. Efesios 6:1 El padre no es cabeza, es el esposo el que es la cabeza. Sin embargo, es la madre, como esposa, la que es llamada a sujetarse al esposo.

“Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.” 5:32

5.
Si sólo definimos la unión de esposo y esposa , Cristo e iglesia como líder y ayuda, hacemos a un lado el hecho de que es un “misterio”. No es ni inspiradora la definición que le hemos dado. Si ese hubiera sido el significado al que lo hemos reducido, el divorcio no sería tan fuerte, pues separase un líder de su “ayudador” no es tan escandaloso como quitar una cabeza de un cuerpo. En el segundo caso, la vida se pierde, una carne es deshecha.


TRES veces se ordena al esposo a amar a su esposa. 5:25, 28, 33

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.”
‭‭Efesios‬ ‭5:25, 28, 33‬ ‭‬‬

Alguien me hacía la pregunta de por qué en Efesios a la mujer se le pide respetar y al hombre amar. El significada de cada una de las palabras sigue en concordancia con la comparación de Cristo a la iglesia. Cristo amó (se entregó) a la iglesia y la iglesia lo respeta (se somete). El significado de “amor” es “entrega” y el significado de “respeto” es “sumisión”.

El versículo con el que abre este diálogo es el siguiente “Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo.” Efesios‬ ‭5:21‬ ‭‬‬Como cuerpo de Cristo, se establece este mandamiento antes de que lo que continúa se vuelva un pleito por el poder. Como hemos visto antes, buscar ver quién es el “mayor en el reino de los cielos” Cristo mismo lo contestó diciendo que el que sirve a los demás lo será.

2 comentarios en “Hombres y Mujeres en la Iglesia (#4)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s